domingo, 5 de junio de 2016

SALSA PESTO



© El Platillo Comilón



INGREDIENTES:

  -  100 gr de hojas frescas de albahaca
  -  2 dientes de ajo
  -  2 puñados de piñones pelados y tostados
  -  Un vaso de aceite de oliva
  -  Una pizca de pimienta negra molida (opcional)
  -  Sal



ELABORACIÓN:

  Esta salsa es muy popular, y no solo por su vistoso color verde, sino por su característico sabor. En la actualidad se compra ya elaborada por la rapidez de uso, pero hacerla de forma casera es otro mundo. Su origen es algo incierto, localizándola principalmente en Génova, Italia. Sea como sea está deliciosa y hoy, en El Platillo Comilón, os damos la oportunidad de hacerla de forma rápida y sencilla. ¿Nos acompañas a la cocina?

  La base de esta salsa son las hojas frescas de albahaca. Debemos intentar que sean frescas, de color verde intenso y sin daño alguno.


  Para ello utilizaremos unos 100 gramos de hojas sin tallo, las lavamos bien bajo el agua del grifo y dejamos escurrir o secamos por contacto con papel de cocina absorbente. Por otro lado, tostamos ligeramente 2 puñados de piñones en una sartén sin nada de aceite, quitándoles previamente la cascarilla externa de color marrón que presentan.



  Ahora bien, podemos hacer la salsa machacando los ingredientes en un mortero o picarlos con una batidora de cocina eléctrica. Sea como sea, debe quedar una pasta perfectamente homogénea formada por las hojas de albahaca, los piñones y dos dientes de ajo pelados. Hecho esto añadimos poco a poco un vaso de aceite de oliva sin dejar de batir para obtener una emulsión correcta de la misma. Salamos al gusto y la tenemos lista para degustar por ejemplo con una pasta rica.


NOTA: si nos gusta podemos darle un ligero toque picante añadiendo una pizca de pimienta negra molida. Si queremos que nuestra salsa quede más sabrosa, le añadiremos queso parmesano bien rallado.





No hay comentarios :

Estaré encantado de saber tu opinión