domingo, 8 de mayo de 2016

GARBANZOS CON VERDURAS EN SALSA DE TOMATE CASERA


© El Platillo Comilón



INGREDIENTES: (para 4 personas)

   -  Garbanzos sobrantes del cocido o un bote de los que venden
     (de unos 500 gramos aproximadamente)
   -  Medio puerro
   -  Un diente de ajo
   -  Una cebolla de tamaño mediano
   -  Una zanahoria de tamaño mediano-grande
   -  Un pimiento verde de los finos
   -  Medio pimiento rojo
   -  Medio calabacín
   -  2 tomates maduros
   -  Una taza de salsa de tomate casera
   -  Un chorrito de vino blanco
   -  Especias: orégano, romero, albahaca... (opcional)
   -  Aceite de oliva
   -  Sal


ELABORACIÓN:

  Continuando con nuestro espacio de recetas elaboradas con las sobras del cocido, hoy os presentamos estos riquísimos garbanzos con verduras en salsa de tomate casera. ¿Nos acompañas a la cocina y nos ponemos manos a la obra? Para su elaboración utilizaremos los garbanzos sobrantes del cocido, el sabor que tienen es espectacular. Basta con separar del resto de ingredientes aquellos que estén enteros. Pero si no hemos hecho cocido con anterioridad, siempre podemos usar un bote de los de conserva de unos 500 gramos. En el caso de que usemos estos últimos, debemos lavarlos, previamente a su utilización, en un escurridor con agua del grifo para eliminar los restos del líquido donde están conservados. Dejamos escurrir. Como ya vienen cocidos, no hay que realizar ningún procesado previo de los mismos. Reservamos.

  Lavamos y picamos en trozos pequeños medio puerro, una cebolla, un diente de ajo, medio calabacín con piel, un pimiento verde de los finos y medio de los rojos. Pelamos una zanahoria y la cortamos en rodajas finas. Juntamos todo y lo echamos, para pocharlo, en una sartén junto con un chorrito de aceite de oliva a fuego medio.


¿Cómo limpiamos un puerro?
Sígueme en mi sección: Técnicas de cocina.


  Una vez pochado, pelamos dos tomates maduros, los picamos en trocitos pequeños, echamos en la sartén y mezclamos bien. Añadimos los garbanzos que vayamos a utilizar, preferiblemente los sobrantes del cocido, y removemos para evitar que se nos pegue. Echamos, junto con un chorrito de vino blanco, una taza de salsa de tomate casera. Si no tenemos en ese momento, podemos sustituirlo por medio bote de tomate natural triturado de los pequeños. Para saber cómo se hace una rica salsa de tomate casera, pincha en la imagen.


  Dejamos que se sofría bien mezclando todos los ingredientes, y salamos al gusto. Si la salsa de tomate casera no la hemos elaborado con especias, o hemos utilizado un bote de conserva que sabemos que casi nunca llevan, podemos echar algunas para darle un toque especial como es una pizca de orégano, romero, albahaca o la especia que más nos guste, pero sin pasarnos. Dejamos reposar con la sartén tapada y el fuego apagado unos minutos antes de servir y… ¡a comer! ¡Seguro que repetís!








1 comentario :

  1. Me encantan todas tus recetas, son espectaculares! ¿Has pensado en darte a conocer en alguna red social especializada? Hay una app que se llama Foodies Moveando y seguro que tendrías mucho éxito. Yo te voto! :)

    ResponderEliminar

Estaré encantado de saber tu opinión