domingo, 30 de agosto de 2015

GALLETAS DE MANTEQUILLA Y COCO RALLADO



© El Platillo Comilón




INGREDIENTES: (para 4 personas)

   - 48 galletas cuadradas
    (también se pueden utilizar galletas redondas tipo maría)
   -  Leche de coco templada
   -  Un chorrito de anís o coñac
   -  Ralladura de coco
   -  Media tarrina de mantequilla a temperatura ambiente
   -  Azúcar
   -  Una cucharadita de azúcar vainillada


ELABORACIÓN:

  Las galletas, normalmente, son un dulce que apetece a cualquier hora. Las hay de muchísimas formas, sabores, colores, etc. pero hoy haremos unas muy peculiares. Acompaña al Sr. Comilón a la cocina y verás qué fácil y deliciosas que salen estas galletas de mantequilla y coco rallado. Haremos 6 galletas dobles por persona. Para ello usaremos 48 galletas tostadas cuadradas de las normales, aunque también podemos usar galletas de las redondas tipo maría.

  En un bol o fuente de cocina ponemos leche de coco templada con un chorrito de anís o coñac para darla un toque especial. La leche de coco la podemos comprar en botes de conserva o bricks, pero si la queremos hacer nosotros mismos… también podemos.

¿Cómo abrimos un coco y extraemos su pulpa? 
Pásate por mi sección: Técnicas de cocina.

  Si quieres saber cómo se hace la leche de coco pincha aquí. No hay nada mejor que hacerla uno mismo. Su sabor y textura son especiales.


  Preparamos 3 platos: en uno ponemos azúcar, en otro ralladura de coco y en otro hacemos una mezcla de mantequilla a temperatura ambiente (media tarrina más o menos),  4 cucharadas de azúcar, una cucharadita de azúcar vainillada y 4 cucharadas de coco rallado. Si la mantequilla está muy fría podemos darla un golpe de microondas sin pasarnos, simplemente para ablandarla. Mezclamos todo bien y nos disponemos a hacer nuestras galletas.



  Cogemos una galleta y la sumergimos en la leche de coco sacándola en el momento, de lo contrario se nos deshará y, con ayuda de un cuchillo para untar, extendemos por una de sus caras la mezcla de mantequilla, azúcar y coco rallado que habíamos preparado.


  Volvemos a sumergir una nueva galleta y la ponemos encima. Espolvoreamos coco rallado por la superficie de las dos caras de la galleta y después azúcar. De esta manera obtenemos una galleta rellena formada a su vez por dos galletas simples. En el caso de que nos quedemos sin la mezcla de mantequilla azúcar y coco rallado hacemos más con las mismas proporciones. Una vez que hacemos todas las galletas, las metemos en la nevera para que se endurezcan un poco y…listas para comer cuando queramos.








3 comentarios :

  1. ¡¡¡Hay madre que ricassss!!! Esas las tengo que hacer yo.

    ResponderEliminar
  2. Estas galletas las he hecho yo hace muchísimos años. A mi marido, Juan, le gustaban mucho.

    ResponderEliminar

Estaré encantado de saber tu opinión