domingo, 5 de abril de 2015

TORRIJAS DE LECHE CUBIERTAS DE CHOCOLATE BLANCO Y CHOCOLATE NEGRO



© El Platillo Comilón




INGREDIENTES: (para hacer 2 barras normales de pan)

 -  2 barras de pan de calidad
 -  1 litro de leche entera o semidesnatada
 -  Cáscara de un limón
 -  Un trozo de canela en rama
 -  Un trozo de vainilla en rama
 -  Una cucharadita de canela molida
 -  8 cucharadas de azúcar
 -  2 cucharadas de miel
 -  2-3 huevos
 -  Aceite de oliva
 -  Una tableta de chocolate blanco de cobertura
 -  Una tableta de chocolate negro o con leche de cobertura



ELABORACIÓN:

  ¿Te cansas de comer las torrijas siempre de la misma manera? ¿No sabes cómo variar la forma de hacerlas? El Platillo Comilón tiene la solución a estos interrogantes. Solo tienes que acompañarnos a la cocina ¿vienes?

  Para que las torrijas empapen bien el líquido en el que las sumerjamos, el pan debe estar duro de uno o varios días. Hoy día venden multitud de tipos de pan para elaborar torrijas, pero a mí me gusta hacerlas con pan pan, es decir, barras de pan normales. Debemos evitar aquellas que se venden horneadas después de salir del congelador, ya que acabarían desmoronándose y porque, entre otras cosas, las levaduras utilizadas no son óptimas. Cortamos el pan en rebanadas grandes con cuidado de no romperlo. Y reservamos.

  En una cacerola o cazo de cocina ponemos un litro de leche entera o semidesnatada, como más nos guste, junto con una cucharadita de canela molida, una ramita también de esta, otra de vainilla, la cáscara de un limón, 8 cucharadas de azúcar y dos de miel. Ponemos a fuego medio y removemos para mezclar todos los ingredientes. Llevamos a ebullición dejándolo cocer unos minutos con cuidado que no se salga la leche. Quitamos del fuego y dejamos templar o incluso enfriar. De esta manera ya hemos infusionado la leche.


  En un plato batimos 2 huevos, si hiciese falta más batimos otro, y en una sartén ponemos 2-3 dedos de aceite de oliva a fuego medio. Una vez que el aceite está caliente metemos una a una las rebanadas de pan en le leche empapándolas muy bien, pero con cuidado de que el exceso de líquido las desmorone, posteriormente en huevo y por último las echamos en la sartén para freír hasta dorar por ambos lados sin que se arrebaten. Las sacamos a un plato con papel de cocina absorbente, dejando escurrir el aceite, y por último las disponemos en una bandeja o fuente de cocina.




  Espolvoreamos un poco de azúcar por su superficie y es ahora cuando hacemos la cobertura de chocolate.



  


Podemos cubrirlas de un solo tipo de chocolate o bien de varios. En nuestro caso las cubriremos mitad de chocolate con leche y la otra mitad de blanco, pero podéis utilizar aquel que más os guste. Para ello utilizaremos una tableta de cada. Para no mezclar los colores y sabores de ambos tipos de chocolate lo que hacemos es derretir cada uno por separado.


Partimos el chocolate en onzas, en cuencos separados, y metemos al microondas durante 1-2 minutos. Removemos bien hasta que se deshaga por completo y cubrimos la mitad de la parte superior de cada una de nuestras torrijas de chocolate blanco y la otra mitad de chocolate con leche. Podemos comerlas de esta manera si nos gusta el chocolate caliente, pero si las metemos en la nevera durante algunas horas, este se solidificará y quedará crujiente al morder. Sea como sea seguro que os encanta.





- QUIZÁS TE INTERESE ESTO -
  






6 comentarios :

Estaré encantado de saber tu opinión