domingo, 19 de octubre de 2014

¿CÓMO TRATAMOS EL BARRO ANTES DE USARLO EN LA COCINA?

  

© El Platillo Comilón


  Si alguna vez compráis una olla o puchero de barro para hacer vuestros mejores guisos debéis comprar aquellos recipientes que estén hechos de un barro resistente a todo tipo de fuegos, apto para horno, lavavajillas, microondas, etc. Hoy día venden recipientes de barro que no son aptos para todo esto con la consiguiente rotura y nos lo venden como si estuviese fabricado con el mejor barro. Tened cuidado, mirad que sea de calidad y cumple con todos los requerimientos y reglamentos de la comunidad europea y no os den una cosa que en dos días se os romperá.

  Cuando compremos uno de estos recipientes debemos realizar un tratamiento del barro previo a su utilización. Esto es muy sencillo:

1-   Sumergimos las piezas de barro en agua antes de usarlas por primera vez de 6 a 8 horas.

2-   Sacamos del agua y secamos perfectamente.

3-   Pasamos un ajo pelado por la base y la parte interior de la cacerola dejándolo secar posteriormente.

4-   Ponemos el recipiente a hervir con agua y vinagre durante 2 horas aproximadamente.

  De esta manera el barro lo dejamos listo para hacer nuestras mejores recetas de cocina.

NOTA: para utilizar una olla de barro en estas cocinas modernas de hoy en día, debemos proveernos de un accesorio que evite los arañazos sobre su superficie y que, a su vez, propague el calor por toda su base. Esto lo conseguimos con un difusor de metal de diámetro superior al de la olla, en cuestión, para que cubra la base en su totalidad. Existen difusores tanto para cocinas de gas como para cocinas eléctricas o de inducción. Son distintos. Con esta herramienta nos aseguramos el poder usar la olla de barro en cualquier sitio cómodamente.











1 comentario :

  1. Muy interesante y fácil. Además cocinar en barro le da un extra a tus platos. Me gusta.

    ResponderEliminar

Estaré encantado de saber tu opinión