domingo, 10 de agosto de 2014

SALSA DE TOMATE CASERA AL ESTILO PLATILLO COMILÓN


© El Platillo Comilón


INGREDIENTES:

   -  1 Kg de tomates de pera
   -  Agua
   -  Una cebolla 
   -  Un diente de ajo
   -  Una cucharada de azúcar blanco
   -  Hierbas aromáticas como el romero (opcional)
   -  Aceite de oliva
   -  Sal

ELABORACIÓN:


  Para hacer nuestra salsa casera, los tomates que utilizaremos serán de pera. Este nombre, obviamente, es debido a la forma tan parecida que tienen a esta fruta. A su vez, dentro de los tomates de pera, podemos encontrar distintas variedades: existe un tomate de pera no tan rojizo, algo rosado que es idóneo para consumir en ensalada o incluso solo con un poco de aceite y sal, pero hay otra variedad que es la que se suele usar para hacer tomate casero. Este es de color rojo y de sabor intenso con una gran cantidad de zumo en su interior.

  Lavamos los tomates, les quitamos las ramas u hojas que tengan y les hacemos un corte en forma de cruz en su parte inferior o base (en el culo del tomate). Esto se hace para facilitarnos posteriormente la tarea de quitarles la piel.



  En una cacerola de gran tamaño ponemos agua a cocer a fuego medio. Hay que tener en cuenta que cuando echemos los tomates esta subirá de nivel y, si llenamos mucho la cacerola, se nos puede salir. Una vez que comienza a cocer el agua echamos los tomates. Si no nos caben todos, los echaremos en varias tandas. Los dejaremos en el agua alrededor de 1 minuto aproximadamente. Pasado este tiempo los sacamos rápidamente a un recipiente con agua muy fría para bajarles la temperatura que han adquirido en la cocción y así facilitar la retirada de la piel sin dañar la pulpa. A esta técnica se le denomina “escaldar”.



  Una vez escaldados, procedemos a trocearlos para poder hacer la salsa. Les quitamos su parte central y los troceamos en daditos pequeños. Podemos quitarles las pepitas, ya que lo que hacen es amargar un poco la salsa, pero en nuestro caso lo contrarrestaremos añadiendo azúcar blanco.

  Picamos una cebolla y un diente de ajo en trocitos muy pequeños y lo pochamos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva. Una vez pochado añadimos los tomates troceados. Removemos a fuego lento y dejamos que se sofría alrededor de una hora aproximadamente.

  Pasado este tiempo retiramos la cacerola del fuego y vertemos el contenido por un pasapurés o chino para triturar el tomate, pero sin dejarlo tan líquido como si de un batido se tratase.
Ponemos de nuevo al fuego y dejamos cocer alrededor de una hora más para reducirlo, haciendo que espese. Probamos de sal y si vemos que está muy ácido contrarrestamos añadiendo una cucharada de azúcar blanco, o lo que creamos conveniente según gustos. Y ya tenemos lista nuestra salsa elaborada fácilmente para utilizar en los platos que queramos.

NOTA: podemos añadir hierbas aromáticas a nuestra salsa de tomate para darle un toque de sabor distinto según el plato al que vaya a acompañar. Por ejemplo podemos usar albahaca, orégano y pimienta negra molida si queremos darle un toque italiano; tomillo y romero para darle un toque campestre; añadir unas cayenas si lo que queremos es una salsa de tomate picante, etc.

La salsa de tomate casera siempre presenta cierta acidez debido al tomate. Esta la podemos contrarrestar de varias formas:

-    añadiendo azúcar blanco.
-    añadiendo en el sofrito una o dos zanahorias peladas y troceadas y pasarlas por el pasapurés o chino al igual que el resto. El sabor dulce de la zanahoria aplaca la acidez del tomate de forma natural.

4 comentarios :

  1. Probaré esta receta, parece muy buena.

    ResponderEliminar
  2. Respuestas
    1. Hola Edgardo, lo primero darte las gracias por seguirnos.

      Esta salsa se puede conservar muy fácilmente. Aquí te dejo la dirección de nuestra Técnica de cocina donde podrás aprender a hacerlo sin problemas:

      http://cocinaelplatillocomilon.blogspot.com.es/2014/07/como-esterilizamos-los-botes-o-frascos.html

      http://cocinaelplatillocomilon.blogspot.com.es/2014/07/coccion-al-bano-maria.html

      Si tienes alguna duda, háznosla llegar.

      Un saludo

      Eliminar

Estaré encantado de saber tu opinión