domingo, 20 de julio de 2014

BACON CHEESE FRIES (PATATAS EN SALSA RANCH CASERA CON BEICON Y QUESO GRATINADO) (MENÚ DE CINE)


© El Platillo Comilón



INGREDIENTES: (para 4 personas)

    -    5 patatas grandes
    -    2 vasos de salsa ranchera (Ranch)
    -    8 lonchas finas de beicon
    -    Una bolsa de queso rallado para gratinar 
       (mezcla de 4 quesos: gouda, cheddar, curado y enmental)
    -    Aceite de oliva
    -    Sal



ELABORACIÓN:

  ¿Os apetece probar unas ricas patatas con salsa ranch casera y… algo más? ¡Pues vamos a la cocina!

  Estas patatas constituyen un aperitivo o entrante para compartir, aunque siempre podemos hacer un plato individual por persona si se quiere. Pero debéis saber que llenan bastante porque tienen todos los ingredientes necesarios para alterar nuestra dieta equilibrada. Pero como se suele decir ¡un día es un día! Y además, no nos podemos privar de tan suculento bocado. En Internet hay muchas recetas de estas patatas, muy conocidas por ser uno de los platos estrella de uno de los restaurantes de comida americana más conocidos en nuestro país.

  Pero realmente el secreto de estas reside en su salsa. La salsa ranch es muy poco conocida en España y de ahí, que encontrarla en el supermercado, sea todo un logro. La venden bajo el nombre de “Ranch Ken’s Steak house”. Como os decimos… difícil de encontrar. Pero no os preocupéis porque en El Platillo Comilón hemos dado con la clave para elaborar esta salsa de una manera sencilla y rápida hasta conseguir un sabor, textura y aroma prácticamente iguales a la original. No os quedareis sin probarla ¿que no os lo creéis? ¡Seguidme!



¿Ya habéis visto cómo se hace? Pues bien, seguimos con la receta de las patatas.

  Pelamos 5 patatas de gran tamaño, las lavamos, secamos bien y cortamos en bastones. Salamos y las freímos a fuego medio-alto en una sartén grande con dos dedos de aceite de oliva. No hay que hacerlas del todo porque luego las tenemos que meter en el horno y acabarlas de hacer, pero sí que queden más o menos crujientes. Las ponemos en un plato o fuente de cocina con un papel absorbente  para que escurran el aceite y posteriormente las pasamos a un plato hondo grande o fuente aptos para horno. 



  Las repartimos bien por toda su superficie y echamos por encima unos 2 vasos de salsa ranch haciendo que esta entre por todos los recovecos y empape bien las patatas.



  


  Cortamos 8 lonchas finas de beicon en tiras pequeñas y, en una sartén, las hacemos a la plancha como mucho con unas gotitas de aceite de oliva. 



  Las echamos por encima de las patatas distribuyéndolas bien y cubrimos todo con queso rallado para gratinar.




  A mí me gusta utilizar una mezcla de 4 quesos: gouda, cheddar, curado y enmental. Pero son muchas las variedades de bolsas de queso que venden en el mercado. También tenemos la opción de rallar nosotros mismos el queso si tenemos varias cuñas.

  Las metemos al horno, precalentado a 180 º C, y dejamos hasta que veamos que el queso se ha gratinado y ha adquirido un color más o menos tostado. Las sacamos con cuidado de no quemarnos y… ¡ya podemos disfrutar de estas patatas de cine! Seguro que repetís más de una vez.


- ACCEDE AL MENÚ DE CINE -  
                         





3 comentarios :

  1. Ay por favorrrrr!!!! ESTO SI QUE TENGO QUE PROBARLO!!!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Esto tiene que estar para chuparse los dedos.

    ResponderEliminar

Estaré encantado de saber tu opinión