domingo, 16 de marzo de 2014

CARAMELOS DE LONGANIZA DE CHORIZO


© El Platillo Comilón



INGREDIENTES: (para 4 personas)

      -   250 gr de longaniza fina de chorizo
      -   2 paquetes de masa quebrada


ELABORACIÓN:

  ¡Esta receta es muy, pero que muy sencilla, original y rica! Sorprenderás a tus invitados, ¿te animas y la hacemos juntos?

  Para su realización necesitamos 2 paquetes de masa quebrada, en este caso utilizaremos masa ya preparada porque nos aporta mayor rapidez y sencillez en la elaboración de la receta. En la mayoría de los casos, esta presenta forma circular.

  La cortamos en rectángulos lo suficientemente anchos y altos como para dar la vuelta y enrollar completamente el trozo de longaniza que albergará. La manipularemos con cuidado de no romperla. Debemos tener en cuenta que por ambos lados deben sobrar unos 2 centímetros para hacer la forma del papel del caramelo. Para ello nos ayudaremos de un cuchillo que corte bien y de una tabla de cocina para no cortar la superficie de la encimera donde lo vayamos a hacer.

  La longaniza de chorizo la compro en mi carnicería de confianza, y me la venden en una tira única. Pero la podéis comprar en multitud de supermercados en distintos tipos de formatos (tiras cortadas de determinada longitud, en trocitos pequeños, etc.). Utilizaremos aproximadamente unos 250 gramos. Independientemente del formato en el que la compremos, debemos cortarla en trocitos de unos 4 centímetros de longitud más o menos. Precalentamos el horno a unos 180ºC aproximadamente y, mientras se calienta, elaboramos nuestros futuros caramelos de longaniza de chorizo.






En una superficie lisa ponemos un rectángulo de masa quebrada y, en su base (la parte más alargada) y paralelamente a ella, ponemos un trozo de longaniza de chorizo. Cogemos la masa y lo envolvemos hasta quedar completamente cubierto. Unimos bien el pliegue que queda para que,  cuando lo metamos al horno, no se nos separe.


A ambos lados del cilindro que nos ha quedado hay masa sobrante. Esta la unimos con cuidado de no romperla y le damos la forma que tiene el papel del extremo de los caramelos. 



  Hacemos uno a uno con mucho cuidado, preparamos la base de la bandeja del horno con un papel apto para este fin, los colocamos y...al horno!!!



  Seguiremos dejando el horno a 180ºC, pero si vemos que se nos queman o tuestan demasiado, lo bajamos de temperatura. Los dejamos hasta que veamos todos nuestros caramelos dorados.

  Y tened una cosa en cuenta....estos caramelos no tienen azúcar!







4 comentarios :

  1. ¡Qué pinta tiene eso Sr. Comilón! Y qué hambre me acabas de dar, que estoy aquí currando.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué peligro!

    ResponderEliminar
  3. Yo los he probado y están buenísimos!!!!

    ResponderEliminar

Estaré encantado de saber tu opinión