domingo, 29 de septiembre de 2013

¿CÓMO COCEMOS LA PASTA?


© El Platillo Comilón

 Para llevar a cabo una adecuada cocción de la pasta deshidratada, macarrones, espaguetis, placas de lasaña, etc. necesitamos como herramientas de cocina una cacerola grande y honda, ya que si usamos una pequeña corremos el riesgo de que la pasta, al aumentar de tamaño según se va cociendo, se salga o se apelmace y se pegue en el fondo. Un cucharón de gran tamaño y de mango largo, para poder llegar a todos los rincones de la cacerola, y un escurridor. Es preferible tener preparada la salsa con la que vamos a acompañar la pasta antes de que esta se haga para evitar que se pase. Teniendo todo esto en cuenta… ¿nos ponemos manos a la obra a cocer pasta?

PASO 1: llenamos la cacerola de agua. La pasta siempre se debe cocer en abundante cantidad de agua ya que, a medida que se va cociendo, la va absorbiendo reduciendo así su nivel inicial. Lo normal sería 1 litro de agua por cada 100 gr de pasta, pero esto lo podemos hacer a ojo. Al principio lo ponemos a fuego alto para que rompa a cocer cuanto antes.

PASO 2: en el caso de cocer pastas de gran tamaño como las placas de lasaña y canelones, o por ejemplo cuando cocemos pasta al huevo, añadimos un chorrito de aceite de oliva para evitar que se pegue. Pero si queremos añadir algo de aceite en el agua de cocción de la pasta normal, también podemos. No provoca ninguna alteración de la misma, aunque algunos puristas de la cocina dicen que posteriormente no absorberá bien la salsa que se le añada porque el aceite crea una película sobre la superficie que impide su absorción. Salamos, pero al ser posible, cuando el agua rompa a cocer, porque de lo contrario el tiempo que tarda hasta que empieza a cocer se alarga. Podemos añadir ciertas especias o hierbas para aromatizar la pasta como unas hojitas de laurel, granos de pimienta o clavo, etc. Es recomendable hacerlo cuando la pasta que vamos a cocer nos la comamos sin salsa. Así adquiere esos sabores y aromas. Si lo que cocemos es una pasta normal, lo podemos echar en la salsa de acompañamiento.

PASO 3: una vez que el agua empieza a cocer de manera enérgica echamos la pasta poco a poco y sin dejar de remover con ayuda del cucharón. Si la echamos de golpe provocamos una bajada de la temperatura del agua haciendo que esta deje de cocer hasta que de nuevo alcance la temperatura adecuada. Posteriormente bajamos el fuego y removemos de vez en cuando evitando que se nos pegue.

PASO 4: el tiempo de cocción dependerá del tipo de pasta que vayamos a cocer: tamaño, grosor, si es pasta al huevo o no, etc. Normalmente en el envase pone el tiempo óptimo de cocción. ¿Habéis oído la expresión “al dente”? pues bien, al decir que queremos pasta al dente lo que estamos diciendo es que nos gusta blandita por la parte exterior, pero algo dura en su interior. No obstante, a medida que pase el tiempo de cocción, deberíamos ir probándola para obtener ese punto o el que más nos guste.

PASO 5: una vez alcanzado el tiempo de cocción debemos sacar la pasta del agua. Preparamos el escurridor en un fregadero y volcamos el contenido con mucho cuidado de no salpicar y quemarnos, y de no romper la pasta. Si queremos detener el proceso de cocción podemos pasar la pasta bajo el agua del grifo enfriándola inmediatamente, aunque de esta manera pierde sabor. Removemos el escurridor obligando a que el agua salga de todos los recovecos. Si la pasta es especial, como los ñoquis, o de gran tamaño y muy delicada, por la forma que tiene, si la volcamos se puede romper. Para evitarlo usaremos el cucharón.

PASO 6: volcamos la pasta en la salsa que hemos preparado y rehogamos por unos minutos a fuego lento. Tampoco mucho porque se puede pasar y romper. Rectificamos de sal.
  Si queremos guardar la pasta cocida de un día para otro en la nevera la metemos en un recipiente, al ser posible de cristal para que no coja sabor ni olor, y añadimos unas cucharaditas de aceite de oliva removiéndolo bien. El aceite se adhiere a la pared de la pasta evitando que esta se apelmace y se rompa al intentar sacarla.








1 comentario :

  1. Hola Sr Comilón!

    Me gustaría colaborar por que he visto que no comentas nada sobre la pasta integral, que esta muy rica, y te la recomiendo si no la has probado ya! Que me extrañaría!
    El caso es que si te animas, lleva cocerla algo más de tiempo que la normal!!!

    Un besito!!! y muchas gracias por el Blog!!!
    Siempre es un placer leerte!

    ResponderEliminar

Estaré encantado de saber tu opinión